• El Parlament de Cataluña paraliza la declaración unilateral de independencia
  • Rajoy envía un requerimiento a Puigdemont antes de activar los trámites para suspender la autonomía
  • PP y PSOE acuerdan impulsar una reforma constitucional
  • Puigdemont ofrece en una entrevista a la CNN un diálogo sin condiciones

El President de la Generalitat Carles Puigdemont compareció el martes ante el pleno del Parlament de Cataluña para informar sobre los resultados del referéndum celebrado el pasado 1 de octubre.

El artículo 4 de la ley del referéndum -suspendida por el Tribunal Constitucional- prevé que dentro de los dos días siguientes a la proclamación de los resultados, el Parlament de Catalunya efectuará una declaración formal de la independencia de Cataluña.

La celebración de ese pleno donde se pretendía someter a votación esa declaración también fue suspendido por el Tribunal Constitucional. Para sortear esa prohibición el President Puigdemont solicitó, a iniciativa propia, una comparecencia para informar de los resultados del referéndum pero no incluyó ninguna resolución ni votación.

En su comparecencia Puigdemont afirmó literalmente que asumía “el mandato del pueblo para que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república”, pero automáticamente propuso una suspensión del “efecto de la declaración de independencia” para emprender en las próximas semanas “un diálogo para llegar a una solución acordada” con el Ejecutivo español. Esa fórmula no estaba contemplada en la ley del referéndum y ha provocado muchas dudas sobre su verdadero alcance y contenido.

Lo cierto es que formalmente no se ha producido una declaración explícita de independencia por el Parlament. Pero a pesar de que la intervención de Puigdemont no tiene ningún efecto jurídico, puesto que no ha habido ninguna votación, sí tiene un gran impacto político.

Objetivamente significa una paralización de la voluntad inicial de declarar unilateralmente la independencia y, aparentemente parece ofrecer una mano tendida para el diálogo con el gobierno español.

Consecuencias económicas y financieras

  • Desde la celebración del referéndum decenas de empresas han tomado ya la decisión de trasladar su sede social fuera de Cataluña y muchas otras han anunciado que tienen previsto hacerlo en los próximos días.
  • Muchas de ellas se están planteando también el cambio de sede fiscal, para no tener que hacer frente a la posibilidad que la Hacienda catalana pueda reclamarles impuestos que ahora abonan a la Hacienda estatal.
  • La situación política sigue impactando de lleno en los bancos que advierten la creciente retirada de efectivo, especialmente sobre CaixaBank y Sabadell que hasta hace unos días tenían la sede en Cataluña. El martes el Banco Central Europeo (BCE) recibió peticiones por parte de los bancos de la Zona euro por valor de 21.343 millones de euros. La cifra supone 5,6 veces más que la semana anterior, cuando se solicitó efectivo por valor de 3.240 millones de euros.
  • Pese a la tensión de liquidez que viven algunas entidades, Standard & Poor´s y Moody´s, han emitido comunicados en los que mantiene la nota de los bancos españoles a pesar del incremento del riesgo por la escalada de tensión en Cataluña.
  • La Patronal Fomento del Trabajo ha alertado de que las reservas turísticas en Cataluña han caído un 50% respecto a sus niveles habituales de ocupación en estas fechas. El Gremio de Hoteleros Catalanes, asociado a la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos así como la Federación de Apartamentos Turísticos de Cataluña han confirmado que la cancelación de reservas hoteleras en Cataluña ha sido superior a la que se produjo como consecuencia de los atentados yihadistas de las Ramblas del pasado 17 de agosto. El turismo representa aproximadamente un 11% del PIB de Cataluña.
  • La Generalitat ha anunciado que no va a presentar el proyecto de presupuestos para el año 2018, con lo que se prorrogarían los de 2017.
  • El Ibex 35 ha reaccionado con una subida superior al 1%
  • La prima de riesgo baja un 4,6% y se sitúa en los 120 puntos.

Y ¿ahora qué? Posibles escenarios

  • Suspensión de la autonomía. Como consecuencia de la intervención del president de la Generalitat, Rajoy ha anunciado la activación del art. 155 de la Constitución, según el cual, “si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general”, lo que de facto supone una suspensión de la autonomía de Cataluña. Como requisito previo la Constitución prevé que el presidente haga un requerimiento al president de la Generalitat para que aclare si realmente declaró la independencia. Hasta conocer la respuesta de Puigdemont el procedimiento no puede continuar. La aprobación de la suspensión de la autonomía, se realiza por el Senado donde el Partido Popular tiene mayoría absoluta. Rajoy buscará también el máximo apoyo político a esta medida, especialmente del PSOE y de Ciudadanos. En caso de intervención, se evitaría el riesgo de secesión unilateral pero se alargaría enormemente la situación de interinidad política y de intervención económica, provocando mucha incertidumbre.
  • Inicio de un proceso de diálogo. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, instó el martes al presidente catalán que no declarase la independencia de la región para no dificultar la posibilidad de un diálogo. Sin embargo, después de su intervención en el Parlament, la única oportunidad real de negociación que aceptaría el gobierno de Rajoy sería si en la respuesta a su requerimiento, Puigdemont renunciara explícitamente a su plan independentista y reconociera la legalidad española. Es un escenario poco probable debido a las tensiones dentro del gobierno catalán y a la firma de un compromiso público con la independencia por parte de todos los diputados soberanistas del Parlament a la salida del debate de ayer, lo que constituye una verdadera declaración de intenciones. En una entrevista concedida este miércoles a la CNN el president Puigdemont ha ofrecido diálogo sin condiciones y ha propuesto la creación de una mesa de negociación con dos miembros del Govern y dos representantes del Ejecutivo central.
  • Elecciones autonómicas. Ante el bloqueo de la situación y la pérdida de apoyos anunciada por la izquierda anticapitalista en el Parlament, defraudada por la falta de una declaración solemne de independencia, el president de la Generalitat conserva la potestad de convocar elecciones autonómicas antes de una posible inhabilitación e incluso de la suspensión de la autonomía. Es un escenario no descartable y exigido por algunos partidos, especialmente por Ciudadanos y por el PSC.
  • Reforma constitucional. El PSOE ha vinculado su apoyo a la activación del artículo 155 al inicio de un proceso de reforma constitucional. Rajoy ha aceptado la petición de Pedro Sánchez y se convierte, por primera vez en 40 años, en una posibilidad real. La creación de una comisión en el Congreso de los diputados hace tres semanas para esa finalidad puede agilizar los trámites. El gobierno necesita ofrecer una alternativa política a la situación de tensión social que se está viviendo en Cataluña y aunque no se haya ningún acuerdo sobre el contenido de esa reforma, las expectativas que se generan son muy elevadas.