Corren buenos tiempos para los adictos al contenido – entre los que yo me confieso. El número de personas y organizaciones que se han lanzado a contar sus historias en la red ha aumentado exponencialmente en los últimos años. Por este mismo motivo, es relativamente fácil terminar abrumados por montañas de contenido que no siempre nos aporta lo que estamos buscando.

En este artículo repaso mis 5 aplicaciones favoritas para descubrir nuevas historias relevantes – ya sea por la naturaleza de la plataforma, su equipo editorial o su sofisticado algoritmo.

1. Medium

Medium es una plataforma de blogging creada por Evan Williams, uno de los co-fundadores de Twitter, que se ha erigido como uno de los máximos exponentes del periodismo social.

La idea es sencilla: un espacio en el que todo el mundo con algo interesante que contar – y ganas de escribir – pueda compartir sus historias o ideas. Y el resultado no podría haber sido mejor. Medium se ha convertido en una macro-revista digital con artículos firmados por todo tipo de perfiles, desde periodistas y escritores a líderes empresariales, emprendedores y expertos en diferentes áreas.

Medium nos permite seguir tanto a autores como intereses, y así recibir una selección personalizada de nuevos artículos cada día (así como notificaciones push cada vez que uno de nuestros autores favoritos publique). Aunque por supuesto también podemos navegar libremente por la plataforma.

Además, su diseño minimalista y su claro foco hacia el contenido – ¡no hay publicidad! – hacen que la experiencia de uso sea prácticamente perfecta. Un pequeño detalle: al principio de cada artículo se indica el tiempo estimado de lectura, y si por el motivo que sea no podemos leerlo en ese momento, lo podemos guardar para más tarde.

Medium empezó con su plataforma web en 2012. Posteriormente llegaron las apps (para iOS y Android), desde donde recomiendo consultarla.

2. Mode

Mode es la plataforma de contenidos de Mode Media – el mayor grupo editorial 100% digital dedicado al lifestyle, que cuenta con una red formada por más de 10.000 autores de todo el mundo. El año pasado, el grupo decidió agrupar todos sus canales en una única plataforma, dando lugar a  un hub de contenidos en el que perderse durante horas (Mode nació con más de – atención – 100.000 piezas de contenido, cifra que ha ido en aumento semana tras semana).

La mecánica es bastante simple: una vez registrados, seleccionamos los canales que nos interesan (comida, música, belleza, moda, decoración…), seguimos a algunos autores y automáticamente empezamos a descubrir contenido.

El perfil de los autores es bastante homogéneo: periodistas y bloggers – lo que resulta en contenido de gran calidad, tanto a nivel editorial como visual. Los artículos están fragmentados en pequeñas piezas, pudiendo interactuar con cada una de ellas de forma independiente.

A diferencia de Medium, Mode no está pensada como ‘altavoz del pueblo’, sino como una plataforma para autores premium. Eso sí, si nos animamos a escribir (en inglés, por supuesto) y nos aceptan como editores, podemos llevarnos un sueldo extra cada mes.

3. StumbleUpon

StumbleUpon es una alternativa perfecta a las redes sociales para los momentos muertos – trayectos en metro, salas de espera, reuniones aburridas… Nació como una extensión para buscadores, aunque yo la he conocido (y recomiendo) como app.

Tras registrarnos, esta interesante aplicación nos preguntará por nuestros intereses, e inmediatamente después empezará a sugerirnos artículos procedentes de diversas fuentes, de uno en uno. Una vez hayamos leído el artículo, debemos indicar si nos ha gustado o no. A medida que vayamos leyendo y valorando artículos, el algoritmo de la aplicación – bendita teoría – irá formándose una idea más acertada de nuestros gustos, para terminar sugiriéndonos únicamente contenidos que den en el clavo.

¿Acierta? No siempre, pero desde luego es una herramienta ideal para cuando no hay ganas de andar rebuscando entre titulares.

4. Rabt

Una hora de video al día. Como si de una recomendación médica se tratara, esta aplicación (que además ofrece una serie de soluciones para editores y anunciantes) se basa en nuestros intereses para servirnos una ración diaria de 60 minutos de contenido audiovisual – desde ponencias de TED a videos de animalitos.

Al igual que con SumbleUpon, una vez terminado el video (o antes de terminar si no queremos verlo entero) deberemos indicar si nos ha gustado o no – lo que provoca que en algunas ocasiones perdamos la noción y cueste distinguir si estamos siendo banalmente entretenidos o participando en un macro estudio de mercado.

5. Hyper

En mi top 5 de aplicaciones favoritas del mundo mundial, Hyper es lo cool elevado al millón. En el backoffice de esta plataforma se encuentra un pequeño equipo de ‘curators’ – lo siento, me niego a utilizar la palabra curadores – que se tragan horas y horas de vídeo online para seleccionar, casi de forma artesanal, de 6 a 12 piezas diarias y servírnoslas en la pantalla de nuestro iPad.

La ecléctica selección de vídeos, que van desde los dos a los veinte minutos de duración, tienen como denominador común un cierto componente intelectual y una ejecución artística impecable. No se trata en ningún caso de vídeos virales ni lo más ‘caliente’ de Internet – en la mayoría de las ocasiones los contenidos tienen apenas un par de días de vida – sino los favoritos de un grupo de periodistas y directores de cine.

Hyper se actualiza cada mañana (horario de EE.UU), aunque también ofrece la opción de consultar las ediciones pasadas – muy recomendable la de la pasada Navidad. Ideal para desayunos largos o para ir ‘picoteando’ a lo largo del día.

 

Por Arnau Vidal, Digital Strategist