Lo que necesitas saber: Resultados y escenarios

C’s gana las elecciones: Por primera vez en la historia un partido no-nacionalista gana las elecciones al Parlament de Cataluña. El partido de la joven Inés Arrimadas (36 años) consigue más de 1,1 millones de votos (el 25,37%) y 37 de los 135 diputados del Parlament. Es el partido más votado en las 10 ciudades más pobladas del país y gana claramente en las circunscripciones de Barcelona y Tarragona.

JuntsxCat: La nueva marca electoral del expresident Puigdemont consigue remontar a las encuestas, supera a ERC (por tan sólo 11.000 votos) y se convierte en la segunda fuerza política del Parlament con 34 escaños.

ERC: Una de las sorpresas de la jornada electoral: partía como principal favorita y se queda como tercera fuerza con 32 diputados.

PSC: A pesar de la alianza electoral con Units per avançar (nacionalistas moderados, ex Unió Democrática) sólo consiguen aumentar un diputado. Es su segundo peor resultado de la historia.

PP: Con tan sólo 3 diputados y el 4,24% de los votos, sufre su peor resultado de la historia en Cataluña. No consigue obtener representación en las circunscripciones de Tarragona, Lleida y Girona. No tendrá grupo parlamentario propio en el Parlament y se convierte en irrelevante.

Participación histórica: Con 4.360.000 votos, el 81,94% del censo, la participación sube 7 puntos respecto el año 2015 y se convierten en las elecciones más concurridas de la historia.

Mayoría independentista en escaños pero no en votos: Los tres partidos independentistas obtienen 70 diputados y consiguen revalidar la mayoría absoluta en el Parlament. Sin embargo, pierden 2 escaños respecto al 2015 y obtienen tan sólo el 47,5% de los votos, 3 décimas menos que en 2015 (un porcentaje que no aumenta desde hace 18 años).

¿Y ahora qué? Escenarios

Arrimadas, gana pero no gobierna: A pesar de haber ganado las elecciones, Inés Arrimadas tiene prácticamente imposible obtener los apoyos necesarios para ser investida Presidenta de la Generalitat. Ninguna alianza le da la mayoría parlamentaria que necesita.

Gobierno independentista: Es el escenario más probable. Los partidos independentistas podrían revalidar su alianza parlamentaria, aunque no es nada sencillo: Puigdemont sigue en Bruselas con una orden de detención contra él en territorio español; Junqueras está en prisión y la CUP, que pierde más de la mitad de sus votos respecto al 2015, se queda con tan sólo 4 diputados. Necesitarán un nuevo candidato a la presidencia y el apoyo de la CUP que va a tener complicado justificar votar a un presidente que renuncie de forma expresa a la vía unilateral. Lo más probable es una abstención en la investidura que facilite un nuevo gobierno independentista para pasar luego a la oposición.

Nuevas elecciones a medio plazo: No parece el escenario más probable a corto plazo, pero no es nada descartable a medio, puesto que con tan sólo 66 diputados de JuntsxCat y ERC (la mayoría absoluta está en 68) van a tener muy difícil la gobernabilidad. Además, al no haber una mayoría social clara a favor del independentismo (el 47,5%), la reivindicación del referéndum de secesión va a perder intensidad y desde la oposición, la CUP puede provocar la pérdida de muchas votaciones parlamentarias.

Privacy Policy

We have updated our Privacy Notice for this website. Please click below to review.

View Privacy Policy