#Realidadvirtual  ya es trending topic. Y todo apunta a que seguiremos hablando de ella por mucho tiempo más. Hace unas semanas, Deloitte publicaba un informe que indicaba que 2016 será el año del primer billón de dólares para la realidad virtual y Superdata recogía en otro informe que el mercado alcanzará los 40 billones en tan solo cuatro años. Pero, ¿qué puede aportarnos la realidad virtual al mundo del marketing y la comunicación?

Expertos apuntan ya a la realidad virtual como ‘la máquina de empatía definitiva’ gracias a su capacidad de llevar al espectador al centro de lo que está viendo y rodearlo con una historia. En esta premisa parece basarse la última campaña de Acnur para concienciar sobre la situación de los refugiados sirios. A través de unas gafas de realidad virtual, los captadores de Acnur ofrecen a los transeúntes la posibilidad de vivir en primera persona la situación de los desplazados sirios a lo largo de su camino de huida o cómo es la vida en un campo de refugiados.

Medios y plataformas, los early adopters

Youtube anunciaba recientemente el lanzamiento de su nuevo servicio de video 360º en directo y lo hacía a través de una colaboración con el festival de música Coachella, celebrado en California. Gracias a los 360º, los usuarios pudieron no solo ver a los artistas en el escenario, sino sumergirse en la experiencia del festival desde cualquier parte del mundo. Coachella aprovechó para lanzar, además, una aplicación de realidad virtual propia que da acceso a los asistentes a contenidos exclusivos, además de las actuaciones.

Los medios de comunicación tampoco quieren quedarse atrás y publicaciones de todo el mundo ya han lanzado sus propias aplicaciones y servicios de realidad virtual con el objetivo crear una nueva forma de engagement con su audiencia. The Huffington Post acaba de anunciar la adquisición de RYOT, una empresa especializada en la creación de contenidos de realidad virtual. Siguiendo la estela de otras grandes publicaciones como The New York Times o BBC, el ‘Huff’ quiere ofrecer a sus lectores internacionales una nueva variedad de experiencias a través de lo que denominan como “la narrativa de la nueva generación”.

En España, podemos ver también proyectos pioneros como la interesante iniciativa Inmesirve Journalism Lab. Lanzada por The App Date y Designit en colaboración con algunas de las cabeceras y grupos editoriales más importantes del país, este laboratorio de periodismo inmersivo pretende mostrar el potencial de la realidad virtual a los comunicadores desde un punto de vista nativo y situando al espectador como centro de la una experiencia 360º.

Un mercado por explotar

La realidad virtual plantea, ante todo, una potente y revolucionaria herramienta para contar historias. El factor inmersivo inherente a esta tecnología permite llevar al consumidor al centro de la experiencia y hacerlo partícipe de ella como nunca antes había sido posible.

Pero esta aventura no ha hecho más que empezar. De hecho, según Greenlightvr – una firma de business intelligence especializada en realidad virtual – el mercado aún está a unos seis u ocho años de alcanzar su madurez plena. Tanto el software como el hardware aún tienen que seguir evolucionando, por lo que estamos seguros de que las ideas y aplicaciones más disruptivas están todavía por llegar.

 

Por Gabriel Romera, Ejecutivo de Cuentas